Todos los residuos que se generan diariamente en una oficina, en el marco de su actividad normal, son susceptibles de ser tratados en concordancia con una normativa y unos procesos establecidos con el objetivo de reducir el impacto de las operaciones empresariales en el Medio Ambiente.

Sin lugar a dudas, los cartuchos de impresora y tóner son unos de los residuos que se generan de forma más habitual en la actividad diaria de las empresas. Si bien en las oficinas se tiende a imprimir cada vez menos, anualmente se vacían cientos de miles de cartuchos que deben ser procesados por la vía de la reutilización o del reciclaje.

Tanto los cartuchos de impresora como los tóner poseen un componente muy contaminante que está presente tanto en su interior como en sus componentes exteriores.

Core - Cartuchos de Impresora

¿Qué puede hacer una empresa con estos residuos?

  • Una forma común de hacerlo, muy extendida por ayuntamientos y otras instituciones locales, es instaurar “Puntos limpios” o centros de reciclado, donde se pueden entregar los cartuchos que ya no vayan a utilizar y así son estas organizaciones las encargadas de llevar a cabo el proceso de reciclado. En la Comunidad de Madrid, las empresas deberán pagar una autorización administrativa de 53,10€ para la entrega de los residuos y no podrán depositar más de 3 artículos por día.
  • Reciclar los cartuchos de tinta simplemente al reutilizarlos, rellenando los cartuchos viejos de tinta o tóner por un bajo precio. Esto normalmente es más económico que adquirir cartuchos nuevos y te permite reducir tu huella de carbono.
  • Puedes enviar los cartuchos a una organización benéfica que se encargue de recogerlos para su reciclaje, realizando donaciones benéficas con el dinero ahorrado gracias a la reutilización de dichos artículos.
  • Es conveniente tratar de adquirir solamente el material de oficina necesario, fomentando la reutilización del mismo antes de emplear material sin usar.
  • Por último, es mas que recomendable la contratación de una empresa especializada en la gestión de residuos de oficina. Estas empresas pueden ayudar significativamente a nuestra empresa a ser más sostenible, más eficiente y más competitiva.