No hace tanto que la empresa y el medio ambiente eran dos aspectos cuyos caminos no se entrelazaban con demasiada frecuencia, y en caso de estarlo, solía ser para mal, debido a casos de contaminación y destrucción ambiental.

Afortunadamente, a medida que elementos como el desarrollo sostenible, la contaminación o el cambio climático fueron siendo asimilados por la sociedad, los consumidores comenzaron a castigar a aquellas empresas que no eran respetuosas con el medio ambiente, a la vez que numerosas otras compañías comenzaron a tomar conciencia de la necesidad de aportar un valor adicional, más allá de su propio negocio.

Uno de los problemas para la concienciación es que ésta ha venido más por parte de grandes empresas que de medianas y pequeñas empresas. Hasta hace poco pensábamos que los pequeños negocios no generan demasiados residuos y que su huella no es muy significativa.

La realidad es que todas las empresas, absolutamente todas, generan residuos más o menos contaminantes. Sin embargo, son pocas las empresas que tienen implantado un Sistema de Gestión Ambiental para procesar correctamente estos residuos.

Uno de los primeros aspectos que es realmente importante definir, es que la gestión ambiental de tu empresa no solamente tendrá en cuenta los residuos que esta genera, sino que también se focalizará en reducir el consumo de recursos necesarios para la actividad de la empresa, consumiendo únicamente aquellos que sean esenciales.

El primer beneficio que obtendrá la empresa tras la implementación de un sistema de gestión ambiental será la reducción de costes derivados de un uso incorrecto y desmesurado de los recursos gracias a una mejor planificación en la adquisición y uso de los mismos.

En segundo lugar, cabe destacar cómo la imagen de la empresa de cara al consumidor mejorará notablemente. Cada día son más los consumidores preocupados por el medioambiente y cuyo poder de decisión está influenciado por este aspecto. Por ello, debes considerar la gestión ambiental no solo como una filosofía sostenible, sino también como una forma mejor de publicitar tu empresa o tus productos.

El medio ambiente es una responsabilidad común que entre todos debemos proteger, empresas y consumidores. Su protección derivará en beneficios para la sociedad en general. Por ello, debemos tratar de alcanzar el objetivo del Residuo 0, potenciando nuestros procesos con programas como el Concepto Multi – R.