¿Por qué es tan necesaria la correcta gestión de los residuos de oficina? Generalmente, todo lo que se utiliza y sufre un desgaste en el marco normal de la actividad de una oficina es susceptible de convertirse en un residuo.

Existen muchos tipos de residuos de oficina; en función de la actividad empresarial o económica se tenderá a producir más de un tipo de que otro. Pero, en general, todo lo que se utiliza y sufre un desgaste es susceptible de convertirse en un residuo: desde el papel o los cartuchos de tinta y tóneres hasta los aparatos electrónicos estropeados o en desuso.

Procesos integrales de residuos de oficina

En general,  todas las leyes están orientadas a fomentar una gestión profesionalizada de los residuos, su reutilización y su reciclaje. Por ello las autoridades locales han generado la normativa para impulsar programas de prevención y de gestión de estos residuos.  Esta normativa es cambiante, por lo que es necesario estar debidamente informado de cómo debe ser la gestión local según la comunidad autónoma, provincia o localidad municipal.

Gracias a prácticas de responsabilidad social corporativa, cuyo crecimiento en los últimos años ha sido exponencial, las empresas menos sostenibles empiezan a ver cómo muchos consumidores les penalizan eligiendo a la competencia por el compromiso corporativo de respeto al medio ambiente.

Esta concienciación del consumidor ha permitido que crezca la importancia de empresas especializadas en procesos de gestión de residuos de oficina como Core Global, con más de 20 años de experiencia en un sector complejo y enfocados en la apuesta por la reducción de la huella de las actividades empresariales de sus clientes en el Medio Ambiente, en consonancia con la normativa vigente de gestión residuos.

Ventajas de la gestión de residuos de oficina

Una gestión profesionalizada de los distintos residuos de oficina ofrece varias ventajas claras para las empresas. Entre otras, la reducción de la huella medioambiental, el cumplimiento de la normativa vigente o la reducción de costes de producción mediante la reutilización, reciclaje o alargamiento de la vida útil de los distintos recursos…

Existen numerosas soluciones para la gestión de los residuos de oficina, sin embargo, en función del tipo de residuo se debe generar un plan específico, cuyos fines últimos deben ser la mejora productiva y al aumento de la sostenibilidad del entorno.