Todas las empresas generan residuos de oficina, siendo pocas las que emplean una empresa especializada que se encargue de dichos residuos. Sin embargo, ¿Por qué es tan necesaria la correcta gestión de este tipo de residuos?

 Generalmente, todo lo que se utiliza y sufre un desgaste en el marco normal de la actividad de una oficina es susceptible de convertirse en un residuo.

Existen muchos tipos de residuos de oficina; en función de la actividad empresarial o económica se tenderá a producir más de un tipo de que otro. Pero, en general, todo lo que se utiliza y sufre un desgaste es susceptible de convertirse en un residuo: desde el papel o los cartuchos de tinta y tóneres hasta los aparatos electrónicos estropeados o en desuso.

Core Global - Residuos de oficina

Pueden ser considerados residuos de oficina los siguientes ejemplos: papel, cartonaje, material de embalaje, plásticos diversos, material de escritorio, pilas, aparatos electro-electrónicos (monitores, ordenadores, teclados, ratones, microondas, etc.), residuos de tipo químico que necesiten un tratamiento especial, residuos textiles, etc.Core Global es una compañía en constante búsqueda de unos valores que entendemos deben ser el pilar de la actividad empresarial, siendo las personas las protagonistas de la innovación y la evolución de la empresa.

Es muy amplia la gama de soluciones aplicables. En función del tipo de residuo se debe generar un plan específico. Éste estará basado en la experiencia y el conocimiento y orientado a alcanzar unos objetivos.

Tenemos más de 20 años de experiencia en un sector complejo, en el que ayudamos a nuestros clientes a ser más competitivos mediante la apuesta por la reducción de la huella de sus actividades empresariales en el Medio Ambiente, en consonancia con la normativa vigente de gestión residuos.

Consideramos que todos los residuos no orgánicos, como último recurso,  pueden ser reutilizados, reciclados o empleados para la valorización energética, para minimizar el impacto sobre las comunidades en las que operamos.